Bondalti asegura el suministro de productos esenciales de limpieza y desinfección

Bondalti, el mayor productor portugués del sector de la Industria Química, ha adoptado un conjunto de medidas para asegurar la continuidad del suministro de productos esenciales a diferentes sectores de actividad, en particular para acciones de limpieza y desinfección, que tienen una gran importancia en el contexto de emergencia sanitaria actual.

Por lo tanto, Bondalti informa que cuenta con existencias de hipoclorito de sodio, producto que puede utilizarse en la limpieza y desinfección de las calles, aplicándolo en una solución con agua mediante pistolas de alta presión.  Teniendo en cuenta que este procedimiento se está adoptando en algunas ciudades europeas, en particular en Madrid, y con el objetivo de satisfacer con rapidez la demanda de hipoclorito de sodio, Bondalti acelerará el suministro directo siempre que le sea solicitado.

 

Frente al aumento del número de casos de coronavirus y a su rápida propagación en la Península Ibérica, Bondalti tiene en vigor un Plan de Contingencia destinado a reforzar la protección de sus empleados y de la población, así como para asegurar la continuidad operativa y el suministro a los clientes. Por lo tanto, se ha adoptado un conjunto de medidas para controlar tanto los riesgos para la salud pública como la interrupción del suministro de productos.

 

Como es de público conocimiento, Bondalti suministra productos químicos que se utilizan en el tratamiento del agua para el consumo humano y de aguas residuales, el tratamiento de aguas industriales con un enfoque especial en el tratamiento de la legionela, así como el suministro de biocidas fundamentales para el buen funcionamiento de diferentes industrias, entre las cuales destacan la producción de energía eléctrica y la industria alimentaria (desinfección de las líneas de producción de sus procesos industriales).

 

Por tanto, Bondalti está tratando de garantizar que estos productos, en particular el cloro, el hipoclorito de sodio, la soda cáustica, el ácido clorhídrico y el ácido nítrico, se produzcan y se distribuyan con normalidad a las fábricas y a los clientes.

 

Estos productos son importantes para evitar riesgos de salud pública y perturbaciones en el suministro de energía eléctrica.